La Reserva Yanacocha, un atractivo con diversidad ecológica y bioclimática

Quito (11-09-2013).- Los amantes de la naturaleza y de las aves pueden encontrar en Quito y sus alrededores lugares privilegiados para disfrutar del deleite y la paz que el contacto con el entorno produce.

Desde esta ciudad se puede observar buena parte de diversidad ecológica y bioclimática que tanto caracteriza a los Andes del Ecuador, lugares separados por muy cortas distancias, en donde se puede disfrutar de maravillosos paisajes y sorprendentes microclimas  que generan marcados contrastes.

Ente los destinos de esta zona, el Ministerio de Turismo invita a recorrer Yanacocha, una impresionante reserva ecológica, ubicada en la ladera occidental del Volcán Guagua Pichincha conocida como hogar de una extraordinaria diversidad de aves de altura que han convertido a este sector en un destino muy visitado por los turistas nacionales y extranjeros.

La reserva pertenece a la parroquia de Nono y constituye una fuente que genera agua cristalina la cual sirve para abastecer del líquido vital a la zona norte de Quito. El paisaje está dominado por un área de pajonales, bosque andino y de Polylepis o “árboles de papel”, si está despejado se puede ver al Volcán Pichincha, para recorrerlo existe un amplio sendero principal y a lo largo del camino se observa los sutiles aletos de colibríes.

La reserva ecológica Yanacocha comprende una superficie de 964.000 hectáreas de bosques que protegen una gran biodiversidad de flora y fauna andina, con una altitud que va desde los 2.800 hasta los 4.000 msnm, es el hogar de cientos de colibríes, de las 21 especies que habitan en la zona, entre ellas el “zamarrito  pechinegro” (Eriocnemis nigrivestis), declarado en 2005 por el Municipio de Quito ave emblemática de la ciudad por ser uno de los colibríes más raros del mundo, pues quedan tan solo 200 individuos.

En esta zona, que es el hogar del oso de anteojos, de venados, conejos y de especies que inclusive están en peligro de extinción, también se puede observar una gran variedad de orquídeas y bromelias.

En Yanacocha recorrer a pie los 2.5 Km. ofrece la oportunidad maravillosa de visitar una de las reservas más conocidas de la Fundación Jocotoco, creada  para proteger las aves en peligro de extinción que viven en esta parte de los Andes.

Los turistas pueden disfrutan de tres horas de caminata a través de cuatro senderos que muestran la biodiversidad de la zona. Además, existen cuatro túneles de aproximadamente 30 m de longitud que atraviesan la montaña y trasladan al público de un escenario a otro en pocos minutos.

El lugar está abierto a los visitantes durante los siete días de la semana en horario de 09:00 a 17:00. Sin embargo, las autoridades del parque no permiten el ingreso de bicicletas, vehículos ni mascotas, con el fin de no alterar el hábitat de las especies de la zona.  A los visitantes se les pide el pago de USD 6 para los extranjeros y USD 3 para los ecuatorianos y residentes.

No olvide llevar

El uso de binoculares puede mejorar su experiencia, pues podrá observar a plenitud el vuelo de las aves y la magnitud del Pichincha.

Por el tipo de terreno, es indispensable que utilice botas de montaña, así podrá desplazarse con facilidad a través de los senderos.

El bosque húmedo se caracteriza por las bajas temperaturas y lluvias frecuentes, por lo que es importante contar con un poncho de agua.

Otra recomendación es el uso de gorra y de protector solar. Además, los turistas pueden llevar un refrigerio, con la precaución de no ensuciar el lugar.

Cómo llegar

El camino hacia Yanacocha comienza cerca de El Condado, al norte de Quito en la intersección de la calle Machala y avenida Mariscal Sucre o avenida Occidental.  Cruce el paso a desnivel de la calle Machala cuesta arriba hacia el occidente, manteniéndose siempre en la calle principal con dirección a Nono hasta encontrar un desvío, donde existe un rótulo de la Reserva Yanacocha. El sitio exacto se encuentra a 10 kilómetros del desvío mencionado.

(FRL/LTG)


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *