La Reserva Geobotánica Pululahua invita al turista a disfrutar de su encanto natural

Quito (4-09-2013).- Existen tantas maravillas distribuidas en las diferentes áreas protegidas del Ecuador, visitarlas es una buena opción para conocer animales exóticos, imponentes volcanes, montañas, inmensas cascadas y una gran variedad de flora y fauna.

Están catalogadas 49 áreas protegidas en el país, en los Andes se ubican 16, entre ellas está la Reserva Geobotánica Pululahua, ubicada a solo 17 kilómetros de Quito, cerca de la Mitad del Mundo, en las parroquias Calacalí y San Antonio de Pichincha.

La reserva tiene forma de pera, al visitarla se puede encontrar especies de plantas como pumamaqui, chilca, shanshi, helechos, orquídeas y bromelias. La fauna incluye pavas de monte, guajalitos, torcazas, zorros, entre los más importantes. Su clima es moderadamente frío en las partes altas, al noroccidente es templado y subtropical, con temperaturas que varían entre 13 y 15°C.

Se creó la reserva con el propósito de proteger este lugar único, que se formó cuando el volcán Pululahua colapsó después de haber vaciado su cámara de magma durante las erupciones de épocas pasadas.

Desde el Mirador del Volcán, en el sector de Caspigasí, vía a Calacalí, a 2.840 metros de altitud, se pueden ver los domos, una especie de lomas que forman el borde del cráter y que en caso de haber erupción serían los primeros en cuartearse.

La última erupción ocurrió hace 2.300 años, por lo que se lo considera activo. Según referencias históricas, esta emisión produjo entre 5 y 6 kilómetros cúbicos de lava y afectó seriamente a la cultura Cotocollao y cubrió todo Quito con ceniza volcánica lo que obligó a los habitantes a desplazarse sin rumbo determinado.

Actualmente, en el cráter del volcán, se asienta una comunidad constituida por 50 personas, de las cuales el 90% son adultos mayores, quienes habitan en la reserva y viven de la agricultura y la ganadería.

Además, el volcán incluye su caldera semidestruida, los domos que están dentro de la caldera, los depósitos aluviales y lacustres, que son restos de lluvias y lagunas antiguas.

Declaratoria Reserva Geobotánica

Para ser protegido como lugar único, la Reserva Geobotánica Pululahua fue creada como Parque Nacional, el 28 de enero de 1966 mediante el Decreto de Ley N º 194.  Este fue el primer Parque Nacional creado en el Ecuador y en América del Sur.

¿Cómo puede vivir gente dentro de un volcán?

El Pululahua es uno de los pocos volcanes en donde residen seres humanos en su interior. ¿Cómo es posible? Primero por la gran caldera, que permite la presencia de zonas planas, donde la gente puede asentar sus casas, sus cultivos y sus animales.

Otra razón constituye el suelo, como resultado de la actividad volcánica, es muy productivo para la actividad agrícola. Asimismo, las lagunas cuando desaparecen dejan suelos sumamente ricos en nutrientes.

Ubicación y acceso

Para llegar a la Reserva Geobotánica Pululahua se debe tomar el bus hacia la Mitad del Mundo en el Terminal de la Ofelia, al norte de Quito. Existen rutas que llegan hasta la entrada del mirador y otras llegan únicamente hasta la Mitad del Mundo.

Al utilizar transporte privado, se debe ingresar hasta la caldera por la vía a Calacalí, antes de llegar al mencionado poblado, pasando la única gasolinera del tramo, se encuentra la entrada a esta reserva.

La entrada es gratuita para visitar este atractivo natural y es recomendable ir bien abrigado, para soportar los efectos de los fuertes vientos que corren en el mirador.

(CMY/LTG)


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *