El tejido de paja toquilla recibió homenaje por los 5 años de su declaratoria como Patrimonio Inmaterial

(Montecristi, Manabí. 06-12-2017).-  Se conmemoró la declaratoria del tejido del sombrero de paja toquilla como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, con una feria que recibió a seis comunidades de diferentes cantones de Manabí, que fabrican sombreros a base de este recurso.  El evento se lo realizó en el centro cívico Ciudad Alfaro en Montecristi. Los hábiles artesanos expusieron su ancestral arte, que es reconocido en el mundo entero.

Cruz Chávez, tejedora de Santa Ana, considera que el reconocimiento como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad ha representado mucha ayuda para que se valore su trabajo, y pidió a los padres y madres que enseñen el arte de tejer a sus descendientes para así no dejar morir esta importante e invaluable tradición.

La presentación artística estuvo presente en el acto donde grupos de danza bailaron varias melodías que destacan las maravillas del sombrero de paja toquilla, que es comparado con la belleza de la mujer manabita.

La escritora María Emilia Moncayo realizó la presentación de su libro dedicado al sombrero de paja toquilla y el escultor manabita Ivo Uquillas pintó en vivo retrato de una tejedora, cuadro que luego se obsequió como un agradecimiento a su trabajo de vida.

El Instituto Nacional de Patrimonio Cultura (INPC) y el Gobierno Provincial de Manabí firmaron un convenio para la construcción de facilidades turísticas y un museo en 5 sitios de la provincia como son Julcuy, Liguiqui, Tabuga, Cerro la silla en 24 de mayo y Pedernales, y de esta manera

Mariano Zambrano, prefecto de Manabí, destacó la importancia de recordar la fecha y recordó que el sombrero paja toquilla es un patrimonio que debe llenarnos de orgullo a todos los ecuatorianos, en especial a los manabitas.

Elisa Mora, coordinadora zonal 4 del Ministerio de Turismo, estuvo presente en el evento y destacó que esta afamada prenda se ha convertido en  un imán para el turismo extranjero, ya que muchos al visitar a Manabí su primera misión es adquirir un sombrero. “Nuestro trabajo es apoyar esta legendaria tradición promocionando los saberes de nuestros artesanos al mundo entero”.

De esta manera se recordó aquel 5 de diciembre del 2012 cuando la Organización de Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura (UNESCO) declaró al tejido del sombrero de paja toquilla como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.