Ecoruta Paseo del Quinde, un imán para avituristas

Quito (10h00).- Un irresistible imán para los avituristas que llegan al Ecuador es la Ecoruta Paseo del Quinde en Mindo, ubicada al noroccidente de Pichincha y declarada como el primer sitio en Sudamérica de importancia mundial para las aves.

El folleto “Ecuador el país de las Aves”, que difunde el Ministerio de Turismo, recopila información sobre esta eco ruta y afirma que el camino viejo Nono-Mindo, ahora llamado ecoruta “El Paseo del Quinde”, ha posicionado al Ecuador entre los 10 principales destinos del pajareo mundial, por cuanto en esta zona existen fabulosos lugares para observar casi 650 especies,  que residen en la vegetación propias de los  páramos y bosques enanos, que se conservan en el cálido valle de Mindo.

A una hora de Quito se puede encontrar al Zamarrito Pechinegro (colibrí endémico ecuatoriano) que convive en el Pichincha con otras 17 especies de colibríes, como el espectacular Pico Espada (el colibrí con el pico más largo del mundo).

También  forman parte de la avifauna altoandina de esta ecoruta muchas Tangaras y aves nocturnas raras como el Chotacabras Tijereta y la Becasina Imperial

En el cautivante bosque nublado los encuentros con bandadas mixtas son abrumadores: ¡hasta 30 especies juntas! Tangaras, Mosqueritos, Trepatroncos, Rondamusgos y Reinitas, parecen gotear de las densas copas del bosque. Desde allí, gañirán el Tucán Andino Piquilaminado y el Yumbo, mientras que en el sotobosque ronda el elusivo Pinzón Tangara.

Además otras especies como Gallitos de la Peña y Tangaras multicolores han incentivado a los lugareños a vivir del ecoturismo, actividad que en esta zona se convierte en un modelo de desarrollo que busca mejorar la calidad de vida de su población, mediante políticas de conservación que aplican la propuesta del Turismo Consciente.

Es tan gratificante el progreso alcanzado por el turismo en este lugar, que existe una amplia oferta de servicios turísticos especializados en aviturismo como: senderos, caminos vecinales, guías capacitados y muchas iniciativas locales de conservación, que han convertido a la zona como una de las mejores ofertas para los amantes de la ornitología en el país.

(CMY/LTG)