“Café, chocolate y turismo” se consolidan como producto turístico

(Quito.Pichincha.13-12-2017).– Varios emprendimientos, empresarios de productos y servicios de café y chocolate y agencias, se reunieron en un taller con el propósito impulsar y consolidar un proceso de cooperación  y articulación interinstitucional que potencialice el valor agregado de estos dos productos (café, cacao) mediante la configuración de productos turísticos competitivos e innovadores.

El evento contó con la participación de aproximadamente 100 promotores y operadores turísticos en las temáticas relacionadas al cultivo de café y cacao, el taller es el resultado de un trabajo conjunto entre varias instituciones lideradas por el Ministerio de Turismo, Ministerio de Agricultura y Ganadería, Quito Turismo, Conquito, GAD Provincial de Pichincha, Operadores Turísticos y Emprendimientos locales.

En este espacio, se presentó el “Proyecto Ecuador Tierra del Chocolate” que permitirá el fortalecimiento de la cadena productiva de especialidad de los productos café y chocolate; donde el país, está sobresaliendo en particular en la zona Noroccidente de la provincia de Pichincha, que esconde hermosos bosques, lugares naturales para el avistamiento de aves, orquídeas, o en sus productos agrícolas como el café y el cacao, y experiencias únicas por descubrir.

El Subsecretario de Promoción del Ministerio de Turismo, Juan Carlos Castillo, en su intervención compartió con los asistentes su pasión por el cacao y sus derivados que lo llevó hacer una serie de televisión denominada “El Gran Cacao”, que hasta hoy tiene gran acogida. No obstante dijo, en el camino se le cruzaron un par de granos de café, y empezó a amar el café y el potencial que tiene el café ecuatorianno que es exótico, es un café de especialidad. Estos dos productos como el café y el cacao son productos importantes en la economía del país, concluyó  Castillo.

Castillo destacó además que la importancia de los productos agrícolas y la creación de una serie de rutas turísticas sirvan para conocerla riqueza natural y agrícola que está ligada a un productor ya sea de cacao o café, para que perciban que detrás de un buen producto, existe un gran productor. Por lo tanto hay que dar a conocer al mundo la riqueza cultural, agrícola y por ende la riqueza gastronómica, concluyó.

El taller representa el primer paso para consolidar un proceso de cooperación interinstitucional que potencialice y de valor agregado a la producción tanto de café como de cacao, a través de la configuración de productos turísticos, innovadores y competitivos.